Índice del artículo

La primera prueba de entrenamiento en Hann, del 13 al 15 de junio 2019

A la prueba de capacitación en Hann asistieron 16 hombres y mujeres. El equipo de facilitadores de cuatro integrantes estaba compuesto por Maria Fernanda, el jefe del comité de la academia local, Mamadou Faye, y dos informadores, que también ayudaron con la traducción / interpretación entre wolof y francés.

Mamadou abrió el taller dando la bienvenida a los participantes. Presentó un breve informe sobre la dinámica y los resultados de la inauguración de la academia en noviembre de 2018 con la intención de apoyar la implementación de las Directrices voluntarias para lograr la sostenibilidad de la pesca en pequeña escala en el contexto de la seguridad alimentaria y la erradicación de la pobreza.

Aliou Sall, presidente del comité nacional de la academia, explicó el proceso que condujo a la adopción de las Directrices PPE en 2014 por el Comité de Pesca de la FAO y un año después a su inclusión en los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS), y a su inclusión por la Asamblea General de las Naciones Unidas.

Para asegurarse de que todos los participantes tuvieran la misma información básica, Aliou también informó sobre los resultados de la Consulta Regional FAO-COPACE, convocada en 2018 en Dakar, sobre las características más relevantes de las directrices que deberían priorizarse en la región. Éstos se centran en una serie de medidas en torno a tres temas: gobernanza, desarrollo social y cadenas de valor con el cambio climático. Los riesgos de desastres (y en menor medida los desafíos de género) se trataron como cuestiones transversales.

Luego, los participantes se presentaron brevemente el uno al otro. Según el siguiente paso, el equipo facilitador invitó a todos a hacer un dibujo con el que quisieran ser identificados para evitar excluir del compromiso activo a los participantes, que no tuvieran mucha o ninguna educación formal.

¿Por qué usar dibujos? Porque es más inclusivo y no requiere una educación formal previa. Los dibujos pueden ser muy analíticos en un espacio pequeño, ayudar a aclarar los pensamientos y decir tanto o más que muchas palabras.

El objetivo del taller de capacitación se aclaró nuevamente en cuanto a

  • Mejorar la comprensión del contexto local en Hann como resultado de un análisis participativo de la situación de la comunidad al considerar los aspectos socioeconómicos y culturales;
  • Apreciar el interés de las partes interesadas en la Academia y más específicamente en la iniciativa "Sistema de aprendizaje de acción para la pesca a pequeña escala sostenible centrada en el género";
  • Aprender a presentarse ante los demás, entablar relaciones amistosas y escuchar, analizar y decidir juntos;
  • Probar la combinación de métodos y herramientas para el diálogo y la facilitación gráfica, la aplicación de diagramas catalíticos simples de GALS (visión de una vida feliz, diamante de género, árbol de equilibrio de género), así como compartir estructuras y mecanismos;
  • Descubrir rutinas individuales, agrupaciones y organizaciones para la implementación adecuada de las próximas actividades.

¿Qué representa una vida feliz?

La facilitadora invitó a los participantes a dibujar su visión de una vida feliz. La mayoría de los dibujos que representan una vida feliz consistía en elementos como la familia, el hogar, herramientas de trabajo (piragua, motor, mesa para la venta de pescado, automóvil, motocicleta, refrigerador para la conservación del pescado, etc.), acceso a servicios sanitarios y educación, servicios, pequeños animales, verduras y comida en abundancia.

Como parte de su tarea, se invitó a los participantes a enriquecer aún más su visión, compartir su dibujo en la familia y lograr que al menos un miembro haga su propio dibujo para permitir el desarrollo de una visión de una vida feliz para toda la familia.

El siguiente paso fue introducir el concepto de una cadena de valor.

Una cadena de valor se suele entender como un sistema económico en torno a un producto comercial en particular. Las definiciones se centran en agregar valor a lo largo de una serie de actividades que conectan la provisión de insumos (input), la producción, el procesamiento, otro valor agregado y la comercialización hasta el consumo.

Es poco probable que el análisis de una cadena de valor capte de inmediato todos los diferentes problemas en todos los niveles de la cadena y para todos los interesados. El objetivo de desarrollar la cadena de valor de PPE en cada comunidad pesquera debe ser claro, acordado mutuamente y transparente desde el principio.

Cualquier mapeo inicial y análisis de los interesados deberá ser revisado críticamente. Sólo después de tal proceso de validación se puede formar una base confiable para acciones futuras. Por lo tanto, es esencial dejar suficiente tiempo para el proceso de determinación del alcance. Si se hace correctamente, en muchos casos el mapeo preliminar puede proporcionar suficiente información para que los propios interesados puedan comenzar a implementar acciones antes del final del análisis más profundo. Identificar soluciones concretas y constructivas derivadas de un análisis inicial también aumentará el interés y la inversión en la academia a largo plazo.

Después de una identificación inicial de los principales segmentos de la cadena de valor en Hann, los participantes formaron cinco grupos para revisar su composición, identificar a los agentes clave, y las ventajas y dificultades encontradas en cada segmento.

Los grupos luego discutieron sus conclusiones en el plenario y enriquecieron la representación inicial. El resultado de estas conversaciones intensas se ve en la segunda foto de la cadena de valor más elaborada.

De este modo, los participantes podrían visualizar juntos las interconexiones y sus roles individuales en el sector. La comprensión del método y los resultados de su trabajo fue alta y homogénea entre todos los participantes.

El trabajo futuro con participantes cada vez más diversos permitirá desarrollar un análisis de la cadena de valor más completo.

El diamante de las actividades económicas (los diferentes aspectos de las actividades económicas)

Luego, la facilitadora introdujo el diamante de las actividades económicas que permite profundizar en los fuertes y las debilidades de cada profesión y actividad económica a lo largo de la cadena de valor.

Cada participante desarrolló tal diamante de pros y contras de sus actividades en su libro de trabajo. Luego explicaron esto a los demás en busca de oportunidades para cambiar los aspectos negativos y aumentar los positivos.

La siguiente herramienta analítica introducida fue el Árbol de acción o el Árbol de desafío.

Nuestro trabajo es como un árbol: debe estar bien equilibrado para poder llevar frutos ricos. Si las raíces no son fuertes, el árbol se caerá a la primera tormenta. Si los frutos de un lado son más pesados que en el otro, el árbol también se caerá y no habrá cosecha al año siguiente.

Es importante que las fuerzas que actúen sobre el tronco sean positivas a favor de su desarrollo vertical para ayudar a que la savia se eleve desde las raíces hasta las ramas. Si, por el contrario, el árbol es derribado por desafíos, puede desarraigarse.

El árbol de acción tiene como objetivo identificar problemas y soluciones y señalar acciones concretas para que podamos desarrollar nuestra actividad en una dirección positiva. Entonces el árbol puede crecer recto y robusto con raíces fuertes y frutos grandes. Entonces es sostenible.

Luego, los participantes formaron grupos de acuerdo con su profesión para elaborar su árbol de acción específico. Estos fueron ampliamente debatidos en el plenario.

El árbol también se puede utilizar para analizar las contribuciones de hombres y mujeres, por ej. en la empresa familiar o en el hogar. Tal árbol de equilibrio de género es una herramienta de concienciación al visualizar quién contribuye con qué.

El liderazgo o mapa de empoderamiento social

Luego, la facilitadora presentó a los participantes otra herramienta, el mapa de liderazgo o empoderamiento social. Es el vínculo entre el proceso de cambio individual y colectivo.

El primer objetivo es que los campeones entrenados compartan la visualización y el análisis con otros. El segundo objetivo es que aquellos, con quienes comparten la herramienta, se inspiren a su vez para compartir con otros para que los mensajes y la metodología se difundan exponencialmente con el fin de formar un movimiento.

El mapa de empoderamiento social supone un análisis muy detallado de temas personales muy sensibles. En una etapa posterior, una vez que se cuenta con la confianza y los servicios de apoyo adecuados, los mapas individuales se pueden usar como base para un análisis detallado de las relaciones afectivas, económicas y de poder dentro de las familias y las comunidades, incluido el análisis de formas de violencia.

El mapeo debe permitir a los participantes

  • Analizar las relaciones personales y institucionales que presentan oportunidades para el cambio, incluidas las relaciones entre cónyuges, dentro de familias compartidas, dentro de familias de líneas de sangre y las relaciones de poder entre hombres dentro de la familias;
  • Identicar problemas que deben abordarse en la relaciones personales e institucionales;
  • Fomentar una cultura y estrategias de liderazgo e intercambio entre iguales (inter pares);
  • Desarrollar habilidades de análisis y diagramación más avanzadas.

La identificación de diferentes facetas puede ayudar a promover y construir liderazgo a través del apoyo de la academia PPE para aumentar la capacidad de los diferentes grupos a lo largo de la cadena de valor para identificar y perseguir mejor sus intereses individuales y colectivos, y así avanzar hacia la implementación de las Directrices PPE.

La facilitadora invitó a los participantes a elaborar un mapa de liderazgo a su alrededor para explorar cómo podrían apoyar desarrollos positivos en sus grupos y en la comunidad en general.

En esta etapa, era importante mantenerlo sencillo y permitir que los participantes se apropien de la herramienta y experimenten su potencial y discutan juntos cómo podría usarse esto productivamente en el futuro.

 

Introducción del planificador de vida a medio plazo

La última herramienta introducida durante esta fase de prueba inicial fue el planificador de vida a medio plazo. Consiste en identificar un objetivo fuera del escenario de vida feliz que se puede lograr dentro de un año.

La idea es elaborar el objetivo y los diferentes pasos concretos necesarios dentro de los pasos de tres meses para lograrlo. La planificación debe explicar los riesgos u obstáculos potenciales o reales y las acciones necesarias para superarlos o evitarlos.

Se les invitó a identificar al menos diez obstáculos y diez oportunidades. Los participantes elaboraron sus planes individuales en sus libros de trabajo para poder monitorear el progreso en el futuro o aprender a hacer ajustes si algunos obstáculos resultan ser demasiado fuertes o si surgen condiciones más favorables en su viaje. La mayoría se concentró en mejorar sus capacidades de generación de ingresos.

También identificaron el apoyo que podían obtener de familiares o amigos para trabajar hacia su objetivo. La comprensión individual de dicho proceso de planificación fue bastante heterogénea entre los participantes. El intercambio en el plenario abrió oportunidades para la co-facilitación y el ejercicio de lo que se había aprendido hasta el momento.

Mirando hacia atrás en este ejercicio, elegir un objetivo concreto e idear medidas prácticas que se tomarán en el trascurso de tres meses para lograrlo, resultó ser un gran desafío para la mayoría de los participantes. Eso debería generar un apoyo adicional en la capacitación de seguimiento de la academia.

El informe más detallado estará disponible en breve aquí.