Índice del artículo

Los lectores recordarán el lanzamiento de la academia de pesca en pequeña escala (PPE) en Senegal a fines de 2018 como una contribución concreta a la implementación de las Directrices PPE. Un numeroso grupo de hombres y mujeres de todos los segmentos del sector y de todas las regiones del país, administradores y académicos habían asegurado una adhesión amplia a la idea, desarrollando recomendaciones para las actividades. El siguiente paso

fue el establecimiento del primer Comité de la Iniciativa, el 24 de marzo de 2019. Desde entonces, las actividades piloto para las pruebas metodológicas y el desarrollo del plan de estudios comenzaron a tiempo para el Día Mundial del Océano, el 8 de junio de 2019. Se realizaron visitas a comités locales que apoyan los primeros ensayos en Yoff y Hann. Ambas aldeas pesqueras son bastante diferentes en cuanto a los tipos de pesca y organización social para proporcionar un buen terreno de aprendizaje. 

Introducción

La academia PPE está destinada a servir como plataforma segura de múltiples actores para intercambios libres y respetuosos, coaprendizaje y coproducción de conocimientos e innovaciones para la protección marina, el uso sostenible de los recursos marinos y costeros y la pesca artesanal sostenible y próspera. La Academia se presenta como una oportunidad para articular los Objetivos de Desarrollo Sostenible Global (ODS) y la acción local que respeta las expectativas de las poblaciones interesadas. En un mundo de mercados globalizados, el cambio climático y otros desafíos, reunir diferentes fuentes de conocimiento y perspectivas abre nuevas oportunidades para la acción colectiva para mantener o adquirir una buena calidad de vida y vivir en armonía con la naturaleza. Con este fin, Mundus maris ha apoyado los primeros pasos de desarrollo de la academia con la prueba de los métodos de capacitación visual participativa.

Las Directrices PPE (FAO 2018a) proporcionan orientación sobre el desarrollo y la implementación de políticas, legislación y marcos legales e institucionales para la sostenibilidad de la pesca a pequeña escala a nivel social, económico y ambiental. El Banco Mundial asume que de los 120 millones de personas que trabajan a nivel mundial en varios segmentos de la pesca y la acuicultura, el 97% está activo en la pesca a pequeña escala y aproximadamente el 50% de todas las personas empleadas o unos 56 millones son mujeres.

En Senegal, la política sectorial para el desarrollo de la pesca y la acuicultura durante el período 2016-2022 y el Plan Nacional de Adaptación al Cambio Climático para la Pesca y la Acuicultura (PNA-Pesca) se inspiran un enfoque basado en los principios rectores y las recomendaciones de las Directrices PPE. Reconocen el papel clave de las mujeres en la pesca a pequeña escala y la necesidad de su trato preferente para lograr ingresos equitativos.

Las directrices PPE reconocen las principales contribuciones de las mujeres a la economía del hogar (capítulo 4) de la siguiente manera:

  • Trabajo doméstico, como los quehaceres domésticos (como cocinar y limpiar) y cuidado - incluyendo no solo cuidado de niños, sino también cuidado de enfermos y ancianos, lo que puede implicar hasta cuatro horas adicionales de trabajo diario (Montfort, 2015);
  • Trabajo previo a la cosecha, incluida la recolección y preparación de cebos, reparación de redes, preparación de alimentos para viajes de pesca, y contabilidad y teneduría de libros;

  • Trabajo posterior a la cosecha, incluido el trabajo a domicilio, como limpiar, clasificar o procesar pescado.

Con frecuencia, estas contribuciones no se reconocen y se consideran extensiones simples de las tareas domésticas. Raramente son remunerados adecuadamente. Las condiciones de trabajo decentes a menudo no están garantizadas. Se cree que la violencia doméstica es un problema más generalizado de lo que el público reconoció. El Capítulo 6 de las Directrices PPE recomienda respuestas institucionales para erradicar en tales abusos.

En el espacio comunitario, las mujeres suelen realizar la mayoría de sus actividades relacionadas con la cultura y sus necesidades de ingresos (capítulo 3 de las Directrices PPE) requieren:

  • Trabajos previos a la cosecha, como la recolección y preparación de cebos, reparación de redes y reparación de canoas y otras embarcaciones. Estas formas de trabajo no se reflejan en las estadísticas sociales;

  • Cosecha: cuando se combina con el sector de la pesca y la acuicultura, alrededor del 19 por ciento de la cosecha es de mujeres (FAO, 2018b). En la mayoría de las áreas, las actividades de cosecha de las mujeres son una fuente esencial de alimentos y nutrición para sus familias, así como para sus ingresos;

  • Trabajo posterior a la cosecha: las mujeres en la pesca a pequeña escala trabajan principalmente en el sector posterior a la cosecha en una variedad de roles: venta y comercialización de pescado, procesamiento de pescado (salado, secado, desescamado y ahumado) o clasificación de desechos en los sitios de desembarque.

En general, las mujeres tampoco reciben un trato equitativo en estas actividades generadoras de ingresos. Algunas reglas sociales legales, religiosas o tradicionales de las comunidades pueden mantener tal discriminación.

Sin embargo, las estructuras y prácticas, no son inamovibles; ceden ante la presión y las circunstancias cambiantes y evolucionan con el tiempo. Tal manifestación de desigualdad de género también ha cambiado de un momento histórico a otro. Por lo tanto, las leyes, políticas, costumbres y prácticas discriminatorias pueden ser impugnadas. Todos los conciertos institucionales que constituyen una sociedad, desde el matrimonio y la familia hasta la gobernanza en diferentes niveles (así como las prácticas institucionales resultantes) pueden estar sujetos a escrutinio y transformación con miras a eliminar las desigualdades de género (ODS 5). Esta idea está en el corazón del concepto de incorporación de la perspectiva de género en todas las iniciativas y decisiones políticas, y la Academia PPE como una iniciativa de apoyo para la implementación de las directrices, que abordan la igualdad de género en el capítulo 8 con más detalle.

En este contexto, en Yoff y Hann se realizaron las dos primeras pruebas de métodos de capacitación que ayudan a hombres y mujeres a articular mejor sus aspiraciones, necesidades, limitaciones y oportunidades para el éxito de colaboración.

Se toman bocetos del video de la FAO sobre la dimensión de género de las Directrices PPE y representan actividades típicas. Éstas cuestionan los desequilibrios de poder y describen las ventajas de la participación equitativa de mujeres y hombres que aportan habilidades y visiones complementarias a la pesca a pequeña escala próspera.


Bases teóricas y metodológicas de las pruebas de formación

por Maria Fernanda Arraes Treffner

El objetivo de la fase piloto

El objetivo de la fase piloto es promover el diálogo entre todos los interesados en la cadena de valor de la pesca artesanal,y explorar vías de cambio que fomenten la justicia social y de género, la inclusión y el respeto mutuo como base para el desarrollo sostenible de la pesca artesanal.

Por lo tanto, la Academia promueve los derechos humanos de las mujeres sobre la base de la Convención de Naciones Unidas sobre la eliminación de todas las formas de discriminación contra la mujer:
Derecho 1: protección frente a la violencia
Derecho 2: igualdad en la propiedad
Derecho 3: igualdad en la toma de decisiones
Derecho 4: Igualdad de trabajo y ocio.
Derecho 5: Libertad de pensamiento y asociación.

Concepto

La formación piloto se basa en la concepción de una ecología de conocimientos propuesta por Boaventura de Souza Santos y organizada a través de una estrategia de comunicación que permite un cambio de comportamiento social. El concepto se basa en la visión de diálogo de Paulo Freire y el llamado "Sistema de Aprendizaje de Acción de Género" (GALS) desarrollado por Linda Mayeux. Se realiza mediante la práctica de la facilitación gráfica dirigida por Maria Fernanda Arraes Treffner.

Los talleres de capacitación utilizan el pensamiento visual a través de la facilitación gráfica como herramienta para apoyar la reflexión crítica, la visualización y el diálogo. En sintonía con los principios de la Academia, todos tienen derecho a hablar sobre las realidades experimentadas, sus percepciones de los problemas y las oportunidades, y entablar un diálogo con todos los demás participantes, en busca de objetivos y medios de implementación aceptables para todos.

El "pensamiento visual" o la expresión de pensamientos y percepciones a través de imágenes fortalece el cuestionamiento estratégico al concretar lo abstracto, iluminando las relaciones entre los elementos y simplificando las complejidades. La facilitación gráfica proporciona a los individuos y grupos una variedad de herramientas para ayudarlos a comprender conceptos complejos, relacionar cosas, identificar lo esencial, mejorar el diálogo, explorar ideas e integrarse más fácilmente.

Nuevos conocimientos y nuevos métodos

La demanda de empoderamiento que impregna las Directrices PPE requiere un espacio y procesos de aprendizaje recíproco para realizarse. Esto es parte del verdadero gran desafío, de encontrar formas de mover las prácticas actuales de nuestras sociedades hacia modos sostenibles de producción y consumo. Para todos, convivir de manera sostenible con el océano significa encontrar formas que tengan en cuenta y se adapten a las realidades locales de los pescadores artesanales (mujeres y hombres), a sus condiciones de producción, su cultura, su relación con el mar y con un estado saludable de los ecosistemas costeros y marinos y sus recursos.

Para hacer posibles tales transiciones, es necesario experimentar y probar a escalas que no amenacen ni los medios de vida ni la existencia de pescadores y personas en las comunidades costeras, ni los recursos de los que dependen. Estas experiencias deben diseñarse y habilitarse de una manera que movilice a las personas para que adopten un cambio de comportamiento positivo, a fin de mejorar las condiciones de vida y de trabajo de todos los actores, especialmente las mujeres.

En la formación piloto, las actividades de experimentación dentro de la Academia involucran a los diferentes actores en la cadena de valor de la pesca artesanal (pescadores, mujeres en el procesamiento y comercialización, mayoristas, organismos de regulación social, profesiones auxiliares). Crean oportunidades para la interacción entre individuos que forman parte de un grupo específico, como los miembros de un grupo o asociación de mayoristas, o entre miembros de una familia extensa. Basado en el enfoque GALS, están diseñados para promover el diálogo, el respeto mutuo y la autonomía de los actores.

GALS es una metodología de empoderamiento impulsada por la comunidad que utiliza herramientas y procesos participativos específicos creando así diagramas y otras herramientas visuales para capacitar a las mujeres a que sean aptas para controlar sus vidas en base al desarrollo individual, familiar, comunitario y organizacional. GALS no es solo una "metodología para las mujeres", sino una metodología integradora que permite a las mujeres y los hombres abordar cuestiones relacionadas con sus roles sociales (de género) que son importantes para la efectividad de cualquier desarrollo, incluida la pesca a pequeña escala.

La futura emancipación social solo se realizará mediante la emancipación actual. Desde esta perspectiva, la Academia invita a los actores a dialogar y, con el apoyo de los métodos de comunicación y herramientas visuales, reflexionar sobre los espacios de autonomía y expresión en las familias, la comunidad y a lo largo de la cadena de valor de la pesca a pequeña escala en Senegal. Así se buscan soluciones concretas, adaptadas y a favor de su propia emancipación.

GALS utiliza procesos inclusivos y participativos y herramientas simples de mapeo y diagramación en el contexto de:

  • Planificación individual de la vida y los medios de vida: las mujeres y los hombres, incluidos aquellos que no saben leer ni escribir, mantienen agendas individuales para desarrollar su propia visión del cambio de género y mejorar sus medios de vida para planificar cómo pueden lograr estos objetivos y obtener un mayor control sobre sus vidas.
  • Conciencia institucional y relaciones de poder cambiantes: comunicar estas aspiraciones y estrategias y utilizar las mismas herramientas a nivel institucional para la reflexión y el aprendizaje de los participantes, fortalece el respeto por las opiniones e intereses de las mujeres y los hombres pobres, por sus actitudes y comportamientos. Crea las condiciones que ofrecen a las mujeres (y a los hombres) pobres la oportunidad de participar en las decisiones institucionales.
  • Acción colectiva y defensa del cambio: se comparten visiones y estrategias individuales para desarrollar estrategias colectivas que involucren a mujeres y hombres, vinculadas a la toma participativa de decisiones por grupos, asociaciones, gobiernos y agencias de desarrollo. Eso conduce a un mejor enfoque y asignación de recursos para el empoderamiento y creación de riqueza.

Planificación de la fase piloto

La implementación de la fase piloto está diseñada actualmente en tres etapas de experimentación.

  • La primera etapa se enfoca en visualizar y catalizar el cambio estableciendo una representación visual del curso de la vida. El paso inicial pone el foco en participantes individuales. Se involucran en un proceso de planificación básico encaminado a cambiar las desigualdades de género y mejorar los medios de vida. Para hacerlo, los participantes primero desarrollan una visión de cambio a más largo plazo. Luego identifican un objetivo intermedio que pueden lograr en el trascurso de un año con "hitos", por ejemplo, cada tres meses para tener la sensación de estar avanzando. Al desarrollar este objetivo intermedio y el camino hacia él, analizan sus oportunidades y limitaciones, p.ej. al elaborar árboles de acción y preferencias u obstáculos, y comprometerse a tomar medidas. La visualización de sus hitos les permite controlar el progreso a lo largo del tiempo.

    El segundo paso lleva el análisis de oportunidades y limitaciones relacionadas con los roles de género y el refuerzo de los principios de equidad en conexión con esta visión, estudiando en profundidad las relaciones dentro del hogar y posiblemente de la cadena de valor, utilizando juegos de roles y canciones. Esta perspectiva cada vez más amplia reconoce el descubrimiento empírico de que el cambio individual es más fácil cuando los valores asociados son compartidos por el grupo social, la comunidad o la sociedad.

    Esta primera etapa comienza con una capacitación de 3 a 4 días de una sección transversal de personas de diferentes segmentos de la cadena de valor de la pesca artesanal, que idealmente deberían ser seguidas de actividades breves de divulgación y del intercambio de los participantes con los miembros de la familia, vecinos, miembros del grupo y otros en el comunidad. Tratan de crear un sentido amplio de empoderamiento en toda la comunidad. Con cada alcance pueden profundizarse y mejorarse el desarrollo de la visión, la identificación de objetivos intermedios y las oportunidades y limitaciones.

    Dependiendo de las condiciones y necesidades, se pueden programar capacitaciones breves de refuerzo o monitoreo interactivo (a distancia) para garantizar el progreso y abordar los problemas que surgen en la comprensión y la implementación. Idealmente, tarda de tres a seis meses esta apropiación temprana de los métodos en la vida cotidiana y los negocios de las personas, en los comités locales de la academia PPE y sus grupos asociados.

    La capacitación y las redes de aprendizaje entre pares sirve como base para la sostenibilidad de la incorporación de la perspectiva de género y la construcción de movimientos en experimentos posteriores.
    El resultado esperado de esta etapa es que las mujeres y los hombres desarrollen una comprensión profunda de su situación, una visión de cambio y que desarrollen planes para evolucionar. Esta etapa aumenta su sentido de autonomía y control sobre el proceso de su desarrollo. Se hace más fácil para los más vulnerables (y a veces incluso despreciados) posicionarse en relación con otras partes interesadas en la cadena de valor.

  • La segunda etapa se enfoca en mejorar las condiciones de vida y fortalecer el liderazgo. Comienza con una capacitación de una semana que presenta usos más avanzados de las herramientas introducidas anteriormente y agrega otras adicionales. En particular, los diagramas ya conocidos se utilizarán para analizar el desafío de aumentar los ingresos. El árbol de acción se puede desarrollar para este propósito con el corolario de reconstruir el árbol doméstico, y cómo se distribuyen los deberes y los resultados entre las mujeres y los hombres en el hogar. Un mapa de marketing puede completar la vía de la visión para planificar mejores medios de vida junto con el examen de áreas de colaboración. A medida que se forman las articulaciones de los actores conectados del plan de negocios emergente, también es importante reflexionar sobre qué tipos de información son necesarios para su diseño, implementación y monitoreo sólidos.

    La implementación de tales pasos de desarrollo requiere liderazgo en todos los niveles. Las mismas herramientas visuales utilizadas para el caso de negocios también se pueden adaptar y utilizar para identificar la visión de liderazgo, sus objetivos, las oportunidades que se brindan y al mismo tiempo qué limitaciones deben superarse o evitarse y cómo monitorizar el progreso regular. En este contexto, se puede introducir una nueva herramienta básica de monitoreo para todo el proceso en el formato del "Viaje de visión de varios carriles". El uso de las diferentes herramientas de visualización que respaldan el análisis y la exploración de la acción requiere un apoyo bien orquestado por los líderes locales y el equipo de facilitación para que todos los interesados ​​puedan experimentar su valor.

    La implementación continua y el monitoreo del progreso individual y del intercambio de experiencias dentro del grupo se benefician de la cuantificación de los efectos y de agregar información del cambio por el equipo catalizador central. Esto debe integrarse en el modelo económico y social y compartir también con las instituciones de apoyo para el mayor refuerzo mutuo.

    Se espera que la duración de la etapa dos varíe entre tres y seis meses, y conduzca a una mayor comprensión y expansión de las herramientas analíticas. A su vez aumentará la capacidad de impulsar un cambio positivo.

    Los resultados esperados son signo de mejora en los medios de vida de los actores y grupos individuales. Asimismo aparece un liderazgo más amplio a nivel de grupos y entre los formadores (hombres y mujeres) para que se creen condiciones positivas para un mayor crecimiento y solidificación de los resultados.

  • La tercera etapa consiste en una revisión crítica de los logros y dificultades encontrados durante el año. La revisión anual de las experiencias durante la fase piloto de capacitación en el contexto de la academia PPE implicará un taller de planificación de sostenibilidad.

    El plan de sostenibilidad debe tener varias características y abordar los siguientes aspectos:
    • examen de la información agregada de desarrollos en las cadenas de valor de la pesca artesanal;
    • examen de la equidad respecto a las mujeres;
    • examen de otros logros;
    • certificación de los mejores entrenadores que idealmente deberían convertirse en personal remunerado de la Academia para permitir la ampliación en otras regiones.
    • un sistema sólido de monitoreo y documentación;
    • mayor capacitación del personal para integrar metodologías cada vez mejor;
    • establecimiento de un esquema de finananciación local, comercial o sin fines de lucro para ampliar los recursos seleccionados.

Recursos seleccionados

FAO, 2017. Towards gender-equitable small-scale fisheries governance and development (handbook). Rome, Food and Agriculture Organization of the United Nations, http://www.fao.org/3/a-i7419e.pdf

FAO, 2018a. Directrices voluntarias para lograr la sostenibilidad de la pesca en pequeña escala en el contexto de la seguridad alimentaria y la erradicación de la pobreza. Roma, Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura, 34p. http://www.fao.org/3/i4356es/i4356es.pdf

FAO, 2018b. El estado mundial de la pesca y la acuicultura 2018. Cumplir los objetivos de desarrollo sostenible. Roma, Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura, 233p. http://www.fao.org/state-of-fisheries-aquaculture/es/

FREIRE, Paulo, 2006. Pedagogia do Oprimido. Rio de Janeiro: Paz e Terra.

GTZ, 2008. Value Links Manual. The Methodology of Value Chain Promotion. Reprint of First Revised Edition, January 2008

HABERMAS, J., 1987. Teoría de la acción comunicativa. Madrid: Cátedra.

Jacquet, J. & D. Pauly, 2008. Funding priorities: Big barriers to small-scale fisheries. Conservation Biology, 22(4):832–835.

Mayoux, L., 2015.  Growing the Diamond Forest: Gender Justice in Wealth Creation. http://gamechangenetwork.org/wp-content/uploads/2016/09/GENV AD_2015final_comp.pdf

Mayoux, L., 2014a. Rocky Road to Diamond Dreams: GALS Phase 1: Visioning and Catalysing a Gender Justice Movement, Oxfam Novib, the Hague. http://gamechangenetwork.org/wp-content/uploads/2016/09/GALS-Catalyst-Manual-March-2014_compressed.pdf

Mayoux, L., 2014b. Gender Action Learning Tools for Coffee Value Chain – tools published as part of C.Wees eds AgriProFocus Coffee Toolkit.

Mayoux, L.C., 2009. Tree of Dreams: GALS Stage 1 Manual Draft for Field-testing. The Hague, Oxfam Novib/WEMAN.

Mayoux, L.C., 2008. Steering Life's Rocky Road - Equal and Together: Gender Action Learning System Core Manual First Draft. The Hague, Oxfam Novib/WEMAN.

Mayoux, L.C., T. Reemer, et al., 2011. Growing the Diamond Forest: Livelihood Market and Value Chain Development. GALS Manual No 3. First Draft. The Hague, Oxfam Novib.

Mayoux, L.C. and M. Hartl, 2009. Gender and rural microfinance: Reaching and empowering women: Guide for Practitioners. Rome, IFAD.

Mayoux, L. and G. Mackie, 2008. Making the Strongest Links: A Practical Guide to Mainstreaming Gender Analysis in Value Chain Development. Addis Ababa, ILO.

Mundus maris, 2017. Una Academia para la Pesca en pequeña escala. https://www.mundusmaris.org/index.php/es/proyectos/proy2017/1886-academiapesca

Nauen, C.E. & A. Sall, 2018. Un estreno: lanzamiento de una Academia de pesca en pequeña escala en Senegal. https://www.mundusmaris.org/index.php/es/proyectos/proy2018/2162-academy-es

Santos, Boaventura de Sousa, 2007. Beyond Abyssal Thinking: From Global Lines to Ecologies of Knowledges. Review, XXX, 1:45-89. http://www.boaventuradesousasantos.pt/media/pdfs/Beyond_Abyssal_Thinking_Review_2007.PDF

SPRING, 2017. Accelerating Behavior Change in Nutrition-Sensitive Agriculture Online Training Course. Arlington, VA: Strengthening Partnerships, Results, and Innovations in Nutrition Globally (SPRING) project. Available at https://www.spring-nutrition.org/publications/training-materials/accelerating-behavior-change-nutrition-sensitive-agriculture.

Williams, S.B., Hochet-Kibongui, A.-M. and Nauen, C.E. (eds.), 2005. Gender, fisheries and aquaculture: Social capital and knowledge for the transition towards sustainable use of aquatic ecosystems. / Genre, pêche et aquaculture: Capital social et connaissances pour la transition vers l’utilisation durable des écosystèmes aquatiques. / Género, pesca y acuicultura: Capital social y conocimientos para la transición hacia el desarrollo sostenible. / Género, pesca e aquacultura: Capital social e conhecimento para a transição para um uso sustentável dos ecosistemas aquáticos. Brussels, Bruxuelles, Bruselas, Bruxelas, ACP-EU Fish.Res.Rep., (16):128 p. ISSN 1025-3971 / EUR 20432 https://www.mundusmaris.org/index.php/es/publicaciones/cientificas/1211-genderfisheries

Actualmente se está desarrollando una versión más extendida del enfoque metodológico y conceptual.


La primera prueba de entrenamiento en Yoff, 10-12 de junio 2019

El grupo ejecutivo y de supervisión en Yoff estaba formado por Maria Fernanda Arraes Treffner, quien había conceptualizado la capacitación piloto y se ofreció como moderador clave, Mamadou Mbaye, presidente del comité local de la Academia y miembro del comité nacional, Aliou Sall, vicepresidente de Mundus maris y presidente del comité nacional de la Academia, y Khaly Mbengue, miembro del comité local y de APECSY, un defensor clave de la fase piloto de la Academia en Yoff.

El equipo estaba compuesto por Maria Fernanda y Khaly (facilitación), Aliou y Mamadou (apoyo en la traducción) y Sow y Omar (apoyo en la presentación de informes).

Durante tres días, un grupo de 25 personas, en representación de la comunidad pesquera como líderes sociales, políticos y religiosos, miembros del comité local de la Academia PPE y miembros de la comunidad que participaron en las diversas actividades a lo largo de la cadena de valor de la pesca artesanal, llevaron a cabo una serie de análisis, ejercicios de visualización y sesiones de intercambio enfocados en visualizar futuros sostenibles y catalizar el cambio.

Juntos desafiaron actitudes y comportamientos. Los participantes se sintieron inspirados por la oportunidad de evolucionar hacia una visión positiva de la vida.

Mamadou Mbaye abrió el taller de capacitación con una oración y una explicación sobre la sesión inaugural de la Academia el año pasado. La Academia está destinada a apoyar la implementación de las Directrices voluntarias para garantizar la pesca sostenible a pequeña escala en el contexto de la seguridad alimentaria y la erradicación de la pobreza.

Aliou Sall seguía con una explicación del proceso que condujo a la adopción de las Directrices PPE en 2014 por el Comité de Pesca de la FAO y su inclusión en los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) un año después por la Asamblea General de la ONU.

Para asegurarse de que todos los participantes tuvieran la misma información básica, también informó sobre los resultados de la Consulta Regional FAO-COPACE convocada en 2018 en Dakar sobre los elementos más relevantes de las directrices que deberían priorizarse en la región. Estos se centran en una serie de medidas en torno a tres temas: gobernanza, desarrollo social y cadenas de valor con el cambio climático. Los riesgos de desastres (y en menor medida los desafíos de género) se trataron como cuestiones transversales.

Luego, los participantes se presentaron brevemente unos a otros. Para comenzar el paso fue el siguiente: el equipo de facilitación invitó a todos a hacer un dibujo con el que quisieran ser identificados para evitar excluir a los participantes de comprometerse activamente, porque no tenían mucha o ninguna educación formal.

El objetivo del taller de capacitación se aclaró nuevamente en cuanto a:

  • Mejorar la comprensión del contexto local en Yoff como resultado de un análisis participativo de la situación de la comunidad, al considerar los aspectos socioeconómicos y culturales;
  • Apreciar el interés de las partes interesadas en la Academia y más específicamente en la iniciativa "Sistema de aprendizaje de acción centrado en el género para la pesca sostenible a pequeña escala";
  • Probar la combinación de métodos y herramientas para el diálogo, la facilitación gráfica y la aplicación de diagramas catalíticos simples de GALS (visión de una vida feliz, árbol de equilibrio de género), así como compartir estructuras y mecanismos.
  • Descubrir rutinas individuales, agrupaciones y organizaciones para la implementación adecuada de las próximas actividades.

Los resultados esperados en esta etapa inicial fueron:

  • una comprensión de los participantes en qué podría convertirse la Academia y el propósito de la capacitación piloto;
  • una lista prioritaria de cuestiones de género identificadas por hombres y mujeres;
  • un plan claro para el cambio individual de cada participante que pueda ser monitorizado en sus cuadernos personales;
  • claridad sobre el propósito de un taller de seguimiento catalizador para el cambio.

Gran parte del resto del primer día se pasó individualmente, haciendo dibujos de lo que cada participante consideraba los ingredientes de una vida feliz.

Para esto, cada uno había recibido un cuaderno y bolígrafos para plasmar su ayuda personal de enseñanza de los métodos y el análisis inicial de las condiciones que podrían expandirse y desarrollarse progresivamente.

A lo largo de los tres días de capacitación, muy simplificados sin utilizar muchas palabras, sino imágenes elaboradas por los propios participantes, cada paso o herramientas introducidas no solo fueron practicadas por los participantes individualmente durante el curso, sino que también se probaron en casa con familiares o vecinos y fueron debatidos nuevamente en el grupo para aclaraciones y una mejor apropiación.

Se utilizaron las siguientes herramientas analíticas, principalmente visuales:

  • símbolo de identidad
  • diseño de una vida feliz
  • elaboración de un plan a medio plazo para mejorar la vida
  • núcleo de justicia de género para llegar a un consenso entre mujeres y hombres sobre los principales problemas de género
  • árbol de equilibrio de género para analizar y reflexionar juntos sobre cuestiones de género y otras cuestiones y cómo crear un equilibrio a nivel individual y familiar
  • un camino hacia los próximos pasos de la Academia y sus enfoques de capacitación.

En breve dispondremos aquí de una documentación ilustrada de la capacitación de pilotos.

   

La primera prueba de entrenamiento en Hann, del 13 al 15 de junio 2019

A la prueba de capacitación en Hann asistieron 16 hombres y mujeres. El equipo de facilitadores de cuatro integrantes estaba compuesto por Maria Fernanda, el jefe del comité de la academia local, Mamadou Faye, y dos informadores, que también ayudaron con la traducción / interpretación entre wolof y francés.

Mamadou abrió el taller dando la bienvenida a los participantes. Presentó un breve informe sobre la dinámica y los resultados de la inauguración de la academia en noviembre de 2018 con la intención de apoyar la implementación de las Directrices voluntarias para lograr la sostenibilidad de la pesca en pequeña escala en el contexto de la seguridad alimentaria y la erradicación de la pobreza.

Aliou Sall, presidente del comité nacional de la academia, explicó el proceso que condujo a la adopción de las Directrices PPE en 2014 por el Comité de Pesca de la FAO y un año después a su inclusión en los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS), y a su inclusión por la Asamblea General de las Naciones Unidas.

Para asegurarse de que todos los participantes tuvieran la misma información básica, Aliou también informó sobre los resultados de la Consulta Regional FAO-COPACE, convocada en 2018 en Dakar, sobre las características más relevantes de las directrices que deberían priorizarse en la región. Éstos se centran en una serie de medidas en torno a tres temas: gobernanza, desarrollo social y cadenas de valor con el cambio climático. Los riesgos de desastres (y en menor medida los desafíos de género) se trataron como cuestiones transversales.

Luego, los participantes se presentaron brevemente el uno al otro. Según el siguiente paso, el equipo facilitador invitó a todos a hacer un dibujo con el que quisieran ser identificados para evitar excluir del compromiso activo a los participantes, que no tuvieran mucha o ninguna educación formal.

¿Por qué usar dibujos? Porque es más inclusivo y no requiere una educación formal previa. Los dibujos pueden ser muy analíticos en un espacio pequeño, ayudar a aclarar los pensamientos y decir tanto o más que muchas palabras.

El objetivo del taller de capacitación se aclaró nuevamente en cuanto a

  • Mejorar la comprensión del contexto local en Hann como resultado de un análisis participativo de la situación de la comunidad al considerar los aspectos socioeconómicos y culturales;
  • Apreciar el interés de las partes interesadas en la Academia y más específicamente en la iniciativa "Sistema de aprendizaje de acción para la pesca a pequeña escala sostenible centrada en el género";
  • Aprender a presentarse ante los demás, entablar relaciones amistosas y escuchar, analizar y decidir juntos;
  • Probar la combinación de métodos y herramientas para el diálogo y la facilitación gráfica, la aplicación de diagramas catalíticos simples de GALS (visión de una vida feliz, diamante de género, árbol de equilibrio de género), así como compartir estructuras y mecanismos;
  • Descubrir rutinas individuales, agrupaciones y organizaciones para la implementación adecuada de las próximas actividades.

¿Qué representa una vida feliz?

La facilitadora invitó a los participantes a dibujar su visión de una vida feliz. La mayoría de los dibujos que representan una vida feliz consistía en elementos como la familia, el hogar, herramientas de trabajo (piragua, motor, mesa para la venta de pescado, automóvil, motocicleta, refrigerador para la conservación del pescado, etc.), acceso a servicios sanitarios y educación, servicios, pequeños animales, verduras y comida en abundancia.

Como parte de su tarea, se invitó a los participantes a enriquecer aún más su visión, compartir su dibujo en la familia y lograr que al menos un miembro haga su propio dibujo para permitir el desarrollo de una visión de una vida feliz para toda la familia.

El siguiente paso fue introducir el concepto de una cadena de valor.

Una cadena de valor se suele entender como un sistema económico en torno a un producto comercial en particular. Las definiciones se centran en agregar valor a lo largo de una serie de actividades que conectan la provisión de insumos (input), la producción, el procesamiento, otro valor agregado y la comercialización hasta el consumo.

Es poco probable que el análisis de una cadena de valor capte de inmediato todos los diferentes problemas en todos los niveles de la cadena y para todos los interesados. El objetivo de desarrollar la cadena de valor de PPE en cada comunidad pesquera debe ser claro, acordado mutuamente y transparente desde el principio.

Cualquier mapeo inicial y análisis de los interesados deberá ser revisado críticamente. Sólo después de tal proceso de validación se puede formar una base confiable para acciones futuras. Por lo tanto, es esencial dejar suficiente tiempo para el proceso de determinación del alcance. Si se hace correctamente, en muchos casos el mapeo preliminar puede proporcionar suficiente información para que los propios interesados puedan comenzar a implementar acciones antes del final del análisis más profundo. Identificar soluciones concretas y constructivas derivadas de un análisis inicial también aumentará el interés y la inversión en la academia a largo plazo.

Después de una identificación inicial de los principales segmentos de la cadena de valor en Hann, los participantes formaron cinco grupos para revisar su composición, identificar a los agentes clave, y las ventajas y dificultades encontradas en cada segmento.

Los grupos luego discutieron sus conclusiones en el plenario y enriquecieron la representación inicial. El resultado de estas conversaciones intensas se ve en la segunda foto de la cadena de valor más elaborada.

De este modo, los participantes podrían visualizar juntos las interconexiones y sus roles individuales en el sector. La comprensión del método y los resultados de su trabajo fue alta y homogénea entre todos los participantes.

El trabajo futuro con participantes cada vez más diversos permitirá desarrollar un análisis de la cadena de valor más completo.

El diamante de las actividades económicas (los diferentes aspectos de las actividades económicas)

Luego, la facilitadora introdujo el diamante de las actividades económicas que permite profundizar en los fuertes y las debilidades de cada profesión y actividad económica a lo largo de la cadena de valor.

Cada participante desarrolló tal diamante de pros y contras de sus actividades en su libro de trabajo. Luego explicaron esto a los demás en busca de oportunidades para cambiar los aspectos negativos y aumentar los positivos.

La siguiente herramienta analítica introducida fue el Árbol de acción o el Árbol de desafío.

Nuestro trabajo es como un árbol: debe estar bien equilibrado para poder llevar frutos ricos. Si las raíces no son fuertes, el árbol se caerá a la primera tormenta. Si los frutos de un lado son más pesados que en el otro, el árbol también se caerá y no habrá cosecha al año siguiente.

Es importante que las fuerzas que actúen sobre el tronco sean positivas a favor de su desarrollo vertical para ayudar a que la savia se eleve desde las raíces hasta las ramas. Si, por el contrario, el árbol es derribado por desafíos, puede desarraigarse.

El árbol de acción tiene como objetivo identificar problemas y soluciones y señalar acciones concretas para que podamos desarrollar nuestra actividad en una dirección positiva. Entonces el árbol puede crecer recto y robusto con raíces fuertes y frutos grandes. Entonces es sostenible.

Luego, los participantes formaron grupos de acuerdo con su profesión para elaborar su árbol de acción específico. Estos fueron ampliamente debatidos en el plenario.

El árbol también se puede utilizar para analizar las contribuciones de hombres y mujeres, por ej. en la empresa familiar o en el hogar. Tal árbol de equilibrio de género es una herramienta de concienciación al visualizar quién contribuye con qué.

El liderazgo o mapa de empoderamiento social

Luego, la facilitadora presentó a los participantes otra herramienta, el mapa de liderazgo o empoderamiento social. Es el vínculo entre el proceso de cambio individual y colectivo.

El primer objetivo es que los campeones entrenados compartan la visualización y el análisis con otros. El segundo objetivo es que aquellos, con quienes comparten la herramienta, se inspiren a su vez para compartir con otros para que los mensajes y la metodología se difundan exponencialmente con el fin de formar un movimiento.

El mapa de empoderamiento social supone un análisis muy detallado de temas personales muy sensibles. En una etapa posterior, una vez que se cuenta con la confianza y los servicios de apoyo adecuados, los mapas individuales se pueden usar como base para un análisis detallado de las relaciones afectivas, económicas y de poder dentro de las familias y las comunidades, incluido el análisis de formas de violencia.

El mapeo debe permitir a los participantes

  • Analizar las relaciones personales y institucionales que presentan oportunidades para el cambio, incluidas las relaciones entre cónyuges, dentro de familias compartidas, dentro de familias de líneas de sangre y las relaciones de poder entre hombres dentro de la familias;
  • Identicar problemas que deben abordarse en la relaciones personales e institucionales;
  • Fomentar una cultura y estrategias de liderazgo e intercambio entre iguales (inter pares);
  • Desarrollar habilidades de análisis y diagramación más avanzadas.

La identificación de diferentes facetas puede ayudar a promover y construir liderazgo a través del apoyo de la academia PPE para aumentar la capacidad de los diferentes grupos a lo largo de la cadena de valor para identificar y perseguir mejor sus intereses individuales y colectivos, y así avanzar hacia la implementación de las Directrices PPE.

La facilitadora invitó a los participantes a elaborar un mapa de liderazgo a su alrededor para explorar cómo podrían apoyar desarrollos positivos en sus grupos y en la comunidad en general.

En esta etapa, era importante mantenerlo sencillo y permitir que los participantes se apropien de la herramienta y experimenten su potencial y discutan juntos cómo podría usarse esto productivamente en el futuro.

 

Introducción del planificador de vida a medio plazo

La última herramienta introducida durante esta fase de prueba inicial fue el planificador de vida a medio plazo. Consiste en identificar un objetivo fuera del escenario de vida feliz que se puede lograr dentro de un año.

La idea es elaborar el objetivo y los diferentes pasos concretos necesarios dentro de los pasos de tres meses para lograrlo. La planificación debe explicar los riesgos u obstáculos potenciales o reales y las acciones necesarias para superarlos o evitarlos.

Se les invitó a identificar al menos diez obstáculos y diez oportunidades. Los participantes elaboraron sus planes individuales en sus libros de trabajo para poder monitorear el progreso en el futuro o aprender a hacer ajustes si algunos obstáculos resultan ser demasiado fuertes o si surgen condiciones más favorables en su viaje. La mayoría se concentró en mejorar sus capacidades de generación de ingresos.

También identificaron el apoyo que podían obtener de familiares o amigos para trabajar hacia su objetivo. La comprensión individual de dicho proceso de planificación fue bastante heterogénea entre los participantes. El intercambio en el plenario abrió oportunidades para la co-facilitación y el ejercicio de lo que se había aprendido hasta el momento.

Mirando hacia atrás en este ejercicio, elegir un objetivo concreto e idear medidas prácticas que se tomarán en el trascurso de tres meses para lograrlo, resultó ser un gran desafío para la mayoría de los participantes. Eso debería generar un apoyo adicional en la capacitación de seguimiento de la academia.

El informe más detallado estará disponible en breve aquí.