Las principales organizaciones de la pesca artesanal en Senegal, hombres y mujeres, de todas las profesiones a lo largo de las cadenas de valor artesanales están en pie de guerra ante nuevas amenazas a sus medios de vida y su futuro. ¿Qué está pasando? Los desembarques pesqueros están disminuyendo desde el cambio de milenio, principalmente como resultado de la sobrepesca de las flotas industriales. Aquellos que enarbolan bandera senegalesa a menudo son de propiedad extranjera o empresas mixtas orientadas a la exportación. El Ministro de Pesca y Economía Marítima aparentemente quiere otorgar 56 licencias adicionales a embarcaciones industriales principalmente chinas para ser "senegalizadas".

Esto representa una amenaza directa para los cientos de miles de pescadores de pequeña escala, particularmente para las mujeres en los sectores antes y después de la cosecha que ya están sufriendo una disminución de la rentabilidad como resultado de la competencia a menudo ilegítima de las embarcaciones industriales altamente subsidiadas. Esto se encuentra bien documentado a través de resultados de investigación nacionales e internacionales.

La medida del Ministro es aún más sorprendente, ya que el Gobierno ha suspendido la emisión de licencias para la pesca de fondo costero por la Orden N° 5166 del 08 de agosto de 2006. Ha extendido la congelación en el registro de nuevas piraguas artesanales por la Orden N°. 6397 del 29 de agosto de 2012 con la justificación explícita de reducir el esfuerzo y la capacidad pesquera excesiva.

Las organizaciones profesionales de los pescadores artesanales en Senegal piden que se establezca la transparencia según lo exigen las normas y reglamentos vigentes e instan a la suspensión de cualquier licencia industrial adicional, independientemente de la bandera del barco.

Mundus maris, en línea con su apoyo a largo plazo a la pesca artesanal sostenible y próspera en Senegal y en otros lugares, expresa su solidaridad con las demandas de las organizaciones profesionales. A su vez, pide medidas para restaurar los recursos pesqueros degradados por la sobrepesca, agravados por el cambio climático. La implementación de las Directrices de la FAO para garantizar una pesca artesanal sostenible en combinación con tales medidas de recuperación, podría ser facilitada por la Academia de Pesca Artesanal, un espacio para practicar el aprendizaje conjunto y buscar soluciones sólidas en una atmósfera de respeto mutuo y libre intercambio.

Lea el comunicado de prensa aquí.